https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2020/01/Artritis_Reumatoide_Conduccion_Coche-e1579596469349-750x420.jpg
SHARE
21 enero, 2020 in-pacient.es

Una revisión sistemática de la literatura científica, en la que se incluye la valoración de más de 6.200 pacientes, evalúa la relación entre la Artritis Reumatoide y la capacidad de conducir un vehículo.

La Artritis Reumatoide es una enfermedad autoinmune crónica que afecta negativamente a la calidad de vida de los pacientes, llegando a limitar su independencia. El dolor, la rigidez en las articulaciones con reducción de la fuerza muscular y de la movilidad puede dificultar en gran medida las actividades de la vida diaria.

En la actualidad los tratamientos tienen como objetivo prevenir el daño progresivo de las articulaciones, reducir el dolor y mejorar la función. En consecuencia, la capacidad de funcionar de forma independiente es el objetivo crítico del tratamiento a día de hoy.

En muchas partes del mundo esta independencia significa capacidad para conducir y favorecer el desplazamiento para hacer diferentes gestiones, entre ellas acudir al médico. Los pacientes con Artritis Reumatoide con dolor y rigidez principalmente en las extremidades superiores, puede tener dificultades para entrar y salir del coche, abrir y cerrar las puertas, abrocharse el cinturón, girar la llave o agarrar el volante. Aquellos que tienen mayormente afectada la movilidad en las extremidades inferiores, pueden tener afectada la capacidad para presionar el acelerador y el pedal del freno, o bien aquellos con afectación del cuello pueden tener dificultad para girar la cabeza a izquierda o derecha mientras conducen.

En muchos países desarrollados los médicos están legalmente obligados a informar a sus pacientes si son aptos o no para conducir. Sin embargo, sólo un 5% de los pacientes alguna vez recibieron consejos sobre la conducción de un vehículo por parte de su médico. Parece que durante las visitas rutinaias de evaluación  no suele valorarse la capacidad para conducir de los pacientes.

Actualmente no existe un consenso del impacto de la Artritis Reumatoide sobre la capacidad para conducir y si ésta afecta a la seguridad relacionada con la conducción, en la que se incluye el riesgo de accidentes automovilísticos.

Se han publicado los resultados de lo que consideramos  la primera [glossay]revisión sistemática[/glossay] que valora el impacto de la Artritis Reumatoide sobre la capacidad de conducción y la seguridad relacionada con la conducción.

Esta revisión valora la información de estudios realizados en pacientes con Artritis Reumatoide durante el período entre 1976 y 2015 en el que la gestión de la enfermedad ha mejorado considerablemente. Con la aprobación de Metrotexato, los tratamientos combinados en la de los 90 y la llegada de los productos biológicos en la década del 2000,  junto a un cambio hacia un tratamiento agresivo más temprano, no sólo nos lleva a una mayor esperanza de vida en estos pacientes, sino que también ha mejorado el desempeño en las actividades de la vida diaria.

Por otro lado, las características y seguridad en los coches también han avanzado de tal forma que hoy en día disponemos de sistemas electrónicos y automatismos en los vehículos que favorce la maniobrabilidad y el manejo del automóvil. Finalmente, hoy en día disponemos de múltiples adaptaciones que ayudan a realizar las tareas básicas en el coche.

Tanto las mejoras en la gestión de la Artritis Reumatoide como la evolución en el manejo y seguridad de los coches nos puede llevar a mayor facilidad y seguridad en la conducción de los pacientes con esta enfermedad.

Los investigadores de esta publicación concluyen que existe escasez de datos que relacione cuantitativamente la Artritis Reumatoide con la capacidad de conducción o resultados de seguridad.

Los datos disponibles hasta el momento sugieren que son frecuentes las dificultades de conducción y el uso de adaptaciones en los pacientes con Artritis Reumatoide. La conducción de automóviles es una actividad instrumental en la vida diaria y es necesaria mayor investigación sobre la capacidad de conducción en el entorno de esta enfermedad.

 

 

Zhou DJ et al. Driving Ability and Safety in Rheumatoid Arthritis: A Systematic Review. Arthritis Care Res (Hoboken). 2020 Jan 7. doi: 10.1002/acr.24137. [Epub ahead of print]

 

SHARE
Last updatedby

Deja un comentario