https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2019/11/Parkinson_hombre_mujer_diferencias_enfermedad-e1573403604583-750x420.jpg
SHARE
11 noviembre, 2019 in-pacient.es

Un nuevo estudio evalúa las diferencias entre géneros (hombre/mujer) en relación a la presentación y evolución/progresión de la enfermedad de Parkinson.

Los hombres tienen un riesgo entre 1,4 a 3,7 veces mayor de desarrollar Parkinson en comparación con las mujeres. Sabemos que el origen de la enfermedad de Parkinson es multifactorial o que intervienen diferentes factores, por lo que esta diferencia se podría explicar por el efecto protector sobre las neuronas de las hormonas sexuales femeninas o estrógenos, diferencias en el desarrollo y  función del cerebro,  diferencias en la exposición ambiental o por diferentes estilos de vida, entre otros.

Por otro lado, los factores de riesgo de desarrollo de la enfermedad de Parkinson no son necesariamente factores pronóstico o que influyan en el curso de la enfermedad. Sin embargo, el sexo masculino o femenino podría influir en la progresión del Parkinson. Las diferencias entre ambos géneros en cuanto a la génesis u origen de la enfermedad, la presentación y los síntomas, las barreras a las que se enfrentan los  pacientes, la respuesta al tratamiento y la gestión de la enfermedad podrían afectar a su progresión.

Un estudio de reciente publicación evalúa un gran grupo de pacientes con Parkinson (914 hombres y 549 mujeres) atendidos en un centro, con el objetivo de evaluar las diferencias en la presentación y los resultados comunicados por los pacientes y el médico y la progresión según el género (hombre/mujer).

Según los resultados de este estudio, las mujeres tenían menos apoyo social, mayor angustia psicológica y peor discapacidad en comparación con los hombres. Esta diferencia fué comunicada por los pacientes, pero no fue percibida o informada por el médico.

Las mujeres informaron de peor calidad de vida en relación a la salud en las visitas iniciales pero esto no se reflejó en el deterioro o discapacidad informada por el médico. Esta falta de acuerdo podría tener un impacto negativo en la toma de decisiones compartidas, particularmente para las pacientes femeninas. Debemos enfatizar la importancia de la percepción y experiencia del paciente.

El manejo de la angustia psicológica del paciente, particularmente  de la ansiedad, atenúa drásticamente las diferencias entre géneros en aquellos resultados comunicados por el paciente de Parkinson en las primeras visitas con el especialista. Dado que los neurólogos a menudo pueden pasar por alto la ansiedad y los síntomas depresivos, este estudio enfatiza la necesidad de evaluar estos síntomas en los pacientes de Parkinson, especialmente las mujeres. Por lo tanto, abordar la ansiedad puede atenuar estas diferencias.

Las diferencias en relación a la progresión a la enfermedad de Parkinson entre ambos géneros fueron mínimas.

En conclusión: El género influye en la presentación de la enfermedad. Las mujeres tienen menor apoyo social y reportan mayor angustia psicológica. Las mujeres informan de pero discapacidad y calidad de vida en relación a la salud en las visitas iniciales. El género influye mínimamente en la progresión de la enfermedad de Parkinson. Se necesita detectar y tratar la ansiedad en los pacientes de Parkinson, particularmente en las pacientes femeninas.

 

 

Abraham DS et al. Sex differences in Parkinson’s disease presentation and progression. Parkinsonism Relat Disord. 2019 Oct 23;69:48-54. doi: 10.1016/j.parkreldis.2019.10.019. [Epub ahead of print]

SHARE
Last updatedby

Deja un comentario