https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2018/11/sintomas-no-motores-parkinson-300x420.jpg
SHARE
19 noviembre, 2018 in-pacient.es

A pesar de que los síntomas motores son la característica más reconocible del Parkinson, una serie de síntomas no motores como las alteraciones del sueño, del sistema nervioso autónomo o déficits sensoriales pueden aparecer desde el inicio de la enfermedad y condicionar la calidad de vida del paciente. Un estudio se ha centrado en las personas de diagnóstico reciente todavía sin tratamiento para determinar su frecuencia de aparición e impacto.

Los síntomas no motores pueden preceder a la aparición de los síntomas motores que dependen del déficit de dopamina por varios años. Después, a medida que avanza la enfermedad,  pueden llegar a ser predominantes y el mayor condicionante de la calidad de vida de las personas que padecen enfermedad de Parkinson, incluso más que los síntomas motores típicos de la enfermedad. El problema puede agravarse y confundirse porque una vez se inicia tratamiento de la enfermedad pueden enmascararse con los efectos secundarios del tratamiento. Es por este motivo que resulta de especial interés valorar la presencia de los síntomas no motores en las personas que todavía no han recibido tratamiento.

El estudio clínico realizado en Sichuan, China, reclutó 569 pacientes con enfermedad de Parkinson que no tenían historia de tratamiento previo con fármacos antiparkinsonianos. Además de identificar y evaluar la intensidad y frecuencia de los síntomas, se determinó la calidad de vida de los pacientes utilizando una de las herramientas estándar para ello.

El 97% de los participantes presentaban al menos un síntoma no motor, el 74% manifestaban trastornos del sueño o fatiga y el 62,7% problemas de atención o memoria. La apatía y trastornos del estado de ánimo, problemas gastrointestinales, urinarios y disfunción sexual tambien aparecían en una parte importante de las personas estudiadas (entre el 35% y 40% de ellas). Las manifestaciones menos frecuentes fueron las alucinaciones y trastornos de la percepción, que presentaban un 3,7% de los pacientes.

Los varones presentaron una incidencia mayor de disfunción urinaria y sexual y una menor de trastornos del sueño y fatiga, trastornos del estado de ánimo o apatía y problemas de memoria o atención que las mujeres. Los autores también objetivaron que las personas con inicio de la enfermedad más tardío tenían una incidencia significativamente mayor de problemas de percepción o alucinaciones, déficits de atención o memoria, trastornos urinarios, gastrointestinales y disfunción sexual que las personas con Parkinson de inicio precoz.

La presencia de síntomas no motores en los pacientes estudiados también guardaba una relación muy potente con la calidad de vida. De forma especial las alteraciones del sueño y fatiga, alteraciones del estado de ánimo y apatía, los trastornos de atención y memoria, y los síntomas gastrointestinales condicionaban de forma dramática la calidad de vida de los pacientes.

Hu T, Ou R, Liu H, Hou Y, Wei Q, Song W, Cao B, Chen Y, Yuan X, Shang H.Gender and onset age related-differences of non-motor symptoms and quality of life in drug-naïve Parkinson’s disease. Clin Neurol Neurosurg. 2018 Nov 2;175:124-129.

SHARE
Last updatedby

Deja un comentario