https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2018/06/pildoras3.jpg
SHARE
6 junio, 2018 in-pacient.es

Un revisión de la literatura científica resume los efectos terapéuticos de los probióticos en la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (Crohn o Colitis Ulcerosa) y los autores concluyen que éstos pueden ser un tratamiento de ayuda para la Colitis Ulcerosa, sin embargo los resultados de los ensayos clínicos en el caso de la enfermedad de Crohn son controvertidos por lo que no apoyan el uso de los probióticos en esta enfermedad.

Según la FAO (Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación) y la OMS (Organización Mundial de la Salud) los suplementos probióticos son preparados a base de bacterias vivas, que suministradas en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud.

Los principales beneficios son la modulación positiva del microbioma y un mejora en la respuesta inmune. En este sentido, la suplementación probiótica se considera una intervención importante en el tratamiento de varias enfermedades tales como la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (Crohn y Colitis Ulcerosa).

Por otro lado, merece la pena destacar la diferencia entre los suplementos probióticos y alimentos probióticos que son aquellos alimentos con microorganismos vivos añadidos que permanecen activos en el intestino tales como los yogures frescos, leches fermentadas, etc. Éstos últimos, en cantidades suficientes, también pueden contribuir al equilibrio de la flora intestinal (microbioma) y potenciar el sistema inmunitario.

Por otro lado, las causas de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal no se conocen bien. Sin embargo, en pacientes con esta enfermedad común un desequilibrio en la flora intestinal y con respuesta inmunitaria exacerbada.

Se han publicado los resultados de una revisión de la literatura científica cuyo objetivo ha sido resumir los mecanismos de acción y los efectos terapéuticos de los suplementos probióticos en la Enfermedad Inflamatoria Intestinal. En esta revisión se han analizado los ensayos clínicos en humanos en los que se administraron los probióticos como parte del tratamiento de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal.

Los autores concluyen que la administración de suplementos probióticos, especialmente los géneros Lactobacillus y Bifidobacterium, presentan varios efectos terapéuticos en la Colitis Ulcerosa, tales como: mantenimiento del período de remisión y atenuación de los síntomas y signos clínicos. Probablemente esto se debe al papel inmunomodulador y antiinflamatorio de los probióticos.

Sin embargo, la mayoría de los estudios analizados en esta revisión no demostraron efectos terapéuticos de los suplementos probióticos en la enfermedad de Crohn.

En este contexto, se recomienda la administración de probióticos como adyuvante o ayuda en el tratamiento de la Colitis Ulcerosa, pero no en el caso de la enfermedad de Crohn.

Aunque en general los probióticos utilizados se consideran como suplementos alimentarios y por tanto seguros, no se puede garantizar que no impliquen riesgos, tales como su capacidad invasora para desplazar a otros microorganismos o transferir resistencias a antibióticos a otros gérmenes. Por lo tanto, ¡no te automediques! Si consideras que puedes beneficiarte de este tipo de tratamientos consulta con tu médico y transmite tus inquietudes.

 

 

Coqueiro AY et al. Probiotics for inflammatory bowel diseases: a promising adjuvant treatment. Int J Food Sci Nutr. 2018 May 28:1-10. doi: 10.1080/09637486.2018.1477123. [Epub ahead of print]

SHARE
Last updatedby

Deja un comentario