https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2019/06/EII_Crohn_Colitis_Alimentacion_nutrientes-1-e1561536253373-750x420.jpg
SHARE
26 junio, 2019 in-pacient.es

Un estudio investiga la relación entre el estado nutricional y riesgo de brotes o recaidas en la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), Crohn o Colitis Ulcerosa.

Los pacientes con EII corren el riesgo de tener un estado nutricional deteriorado debido a los cambios de absorción en el tracto gastrointestinal debido a la evolución de la propia enfermedad o por una dieta desequilibrada. Se han relacionado diferentes factores  con el riesgo de recaídas o brotes en la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), tales como la falta de cumplimiento correcto con el tratamiento o el tabaquismo activo en pacientes con enfermedad de Crohn.

Se han publicado los resultados de un estudio en el que se realiza un seguimiento clínico de un año a más de 400 pacientes con EII, en el que se evalúa la posible relación entre el estado nutricional y  el riesgo de brote de la enfermedad.

Según los resultados de este estudio, un estado nutricional deteriorado puede contribuir al desarrollo de un brote o un peor resultado de la enfermedad debido a los cambios inducidos por la malnutrición en el sistema inmunitario. La desnutrición afecta a la composición y actividad del microbioma, y por lo tanto también puede impactar sobre el curso de la enfermedad.

A nuestro entender, este es el primer estudio en analizar específicamente la relación entre el estado nutricional deteriorado y el riesgo de brotes o recaídas de la actividad de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal. Un estado nutricional deteriorado es una consecuencia de la EII, aunque también puede tener un impacto adicional sobre el curso de esta enfermedad. Por lo tanto, se recomienda el seguimiento de estos pacientes para identificar aquellos con riesgo de estado nutricional deficiente.

En la práctica clínica, ya se ha demostrado que el tratamiento temprano de pacientes hospitalizados malnutridos para cualquier enfermedad u operación, lleva a una estancia hospitalaria más corta.

En conclusión, en el presente estudio observacional longitudinal en el que se demuestra asociación entre la presencia del riesgo de un estado nutricional deteriorado y la aparición de un brote de EII.

 

Spooren CEGM et al. Risk of impaired nutritional status and flare occurrence in IBD outpatients. Dig Liver Dis. 2019 Jun 15. pii: S1590-8658(19)30625-5. doi: 10.1016/j.dld.2019.05.024. [Epub ahead of print]

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta